Somos humanitarios, claro, ¡y somos veganos!

Nacimos para comer frutas, verduras y legumbres

Hasta hace algunos 10,000 años, la gente comía alimentos integrales de origen vegetal, y un poquitico de carne. Nada de granos, nada de comida procesada. Eran desconocidas las enfermedades crónicas porque nos alimentábamos de la manera que la Madre Naturaleza quería que hiciéramos. alimentos integrales de origen vegetal.

Entonces, llegaron los granos procesados, la agroindustria, fabricación de alimentos y malas políticas gubernamentales

Con bastantes opciones alimenticias y un mundo de conocimiento, pensarías que podríamos tomar buenas decisiones acerca de lo que comemos que nos mantendrían delgados y saludables. Pero hoy estamos más gordos y enfermos que nunca.

Sí, estamos terriblemente enfermos, ¡y no vamos a aguantarlo más!

Nos han fallado la Dieta Americana Estándar (SAD por sus siglas en inglés), algunos en la profesión médica y la agroindustria. Pero, al regresar a alimentos integrales de origen vegetal, vamos a cambiar el mundo. ¡Estamos hablando de una revolución!

No vayamos a ser SAD

Y vamos a dirgirnos muy lejos de lácteos, huevos, carne y “comida” procesada

El acrónimo SAD significa “Standard American Diet”, o “La Dieta Americana Estándar”. La palabra inglesa “sad” significa “triste” o “de mala calidad”. Raras veces he visto un acrónimo tan apto.


A ser honesto, con tan pocas frutas y verduras, nuestra Dieta Americana Estándar es una vergüenza. 


Vivimos en la supuesta “tierra de abundancia”, pero tenemos la gente mas enferma de nuestro planeta. La necesidad de la gente para comer carne, carne y más carne, comida rápida y “comida procesada” para alimentarse causa tantos problemas. 


Nunca fue la inteción de la Madre Naruraleza que comiéramos tales coasas, y esto nos ha llevado a la situación actual, una situación muy triste.


Estas son algunas de las razones por las que no debería considerar tirar alimentos fabricados procesados ​​en su carrito de compras:


  • Cáncer: se sabe que algunos productos químicos sintéticos utilizados en la industria de alimentos procesados ​​tienen propiedades carcinogénicas. ¿Por qué querríamos poner basura sintética en nuestros cuerpos?
  • Un estudio de siete años realizado por la Universidad de Hawai con casi 200,000 personas encontró que quienes comían la mayoría de las carnes procesadas (perritos calientes, mortadela, etc.) tenían un 67 por ciento más de riesgo de cáncer de páncreas que aquellos que comían poca o ninguna carne productos (Nöthlings 2005).
  • Obesidad: los alimentos altamente procesados ​​tienen más azúcar, grasa y sal que los alimentos crudos utilizados para crearlos. Están casi totalmente desprovistos de nutrientes (excepto posiblemente del tipo sintético) y fibra, que los convierte en la opción perfecta si lo que te interesa es que se te suba el peso y que seas menos saludable que nunca.
  • Según la Organización Mundial de la Salud, los alimentos procesados ​​son los culpables del aumento en los niveles de obesidad y las enfermedades crónicas en todo el mundo.
  • Enfermedad cardíaca: Muchos alimentos procesados ​​tienen ácidos grasos trans (TFA), el tipo peligroso de grasa que no deseas en tu dieta. Los TFAs conducen a los LDLs, el colesterol peligroso, mientras el colesterol bueno, HDL, se pierde.

Los alimentos procesados ​​también están cargados con conservantes (por ejemplo, glutamato monosódico), colorantes no naturales, saborizantes añadidos y otras sustancias poco apetecibles.


Si se consumen regularmente, con el tiempo tales alimentos pueden comenzar a dañar la salud de una persona. Eventualmente, contribuyen a problemas de salud graves, por ejemplo, los malos mencionados anteriormente — obesidad, diabetes, enfermedades del corazón, cáncer y derrames cerebrales.


Y no es tan simple como agregar un poco de azúcar a la fruta enlatada (que es lo suficientemente mala) o jugo de limón a una mezcla de bollo. La mayoría de los alimentos procesados ​​tienen una lista de ingredientes similares a la de una lata de pintura, si es lo suficientemente apetecible para ti.


¿Por qué insistimos en ensuciar nuestros templos corporales con estas cosas asquerosas?


La Madre Naturaleza no diseñó nuestros cuerpos para hacer uso de estos llamados “alimentos” cargados de sustancias químicas. Si no puedes pronunciarlo, ¡no lo comas!


Los alimentos procesados ​​obstaculizan gravemente el sistema digestivo del cuerpo y, por lo general, carecen casi por completo de los micronutrientes naturales que se requieren para el crecimiento y desarrollo normales de los organismos vivos, ¡como el cuerpo humano!


Las políticas gubernamentales controladas por los grandes grupos de presión de la industria agrícola —cuyos intereses no tienen nada que ver con la salud y bienestar de la gente— han contribuido de manera “rica” ​​a esta situación mala. Todo tiene que ver con hacerse más ricas a sus corporaciones y que ganen más dinero los accionistas. Que se vaya al diablo la salud de la gente.


Cambiar a una dieta de alimentos integrales de origen vegetal es justo lo que ordenó la Madre Naturaleza. Este movimiento hacia el veganismo, sin embargo, no se trata solo de que los hippies regresen a la naturaleza — ¡aunque eso es exactamente lo que soy!


Esta revolución tiene un sólido respaldo científico.


En primer lugar, es simplemente un mito —perpetuado por las industrias cárnica y láctea— que sólo carne, huevos y lácteos pueden proporcionarnos las proteínas completas que necesitamos. De acuerdo con un artículo en el Journal of the American Dietetic Association, Volumen 109, Número 7, julio de 2009, páginas 1266-1282:


“La posición de la Asociación Dietética Estadounidense es que las dietas vegetarianas planificadas adecuadamente, incluidas las dietas vegetarianas o veganas totales, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades.


“Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para las personas durante todas las etapas del ciclo de vida, incluidos el embarazo, la lactancia, la infancia, la infancia y la adolescencia, y para los atletas. Una dieta vegetariana se define como aquella que no incluye carne (incluidas aves de corral) ni mariscos, ni productos que contengan esos alimentos.


“Este artículo revisa los datos actuales relacionados con los nutrientes claves para los vegetarianos, que incluyen proteínas, ácidos grasos n-3, hierro, zinc, yodo, calcio y vitaminas D y B-12. Una dieta vegetariana puede cumplir con las recomendaciones actuales para todos estos nutrientes”.


Según el Comité de Médicos para la Medicina Responsable:


“Una variedad de granos, legumbres y vegetales puede proporcionar todos los aminoácidos esenciales que necesita nuestro cuerpo. Alguna vez se pensó que varios alimentos vegetales debían comerse juntos para obtener su valor completo de proteína, también conocido como combinación de proteínas o complemento de proteínas. Ahora sabemos que la combinación intencional no es necesario para obtener todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita”.


El Dr. Neal Barnard, presidente del ya mencionado Comité de Médicos para la Medicina Responsable afirma:


“La diabetes no es, y nunca ha sido causada por una dieta alta en carbohidratos o demasiado azúcar. Es causada por una dieta que aumenta la cantidad de grasa en la sangre, una dieta típica basada en carne y basada en animales. Comer todos esos productos de origen animal hace que pequeñas partículas de grasa se acumulen en las paredes de las células musculares, lo que a su vez causa resistencia a la insulina.


“Lo que significa esto es que el azúcar que está naturalmente en su comida no puede entrar en las células donde debería estar. Se acumula en la sangre, y eso es lo que es la diabetes”.

(Citado del libro que acompaña el documental What the Health. Desgraciadamente, no está disponible en español.)


Y además de eso, resulta que hay otra razón que el queso es un chico malo también.


La proteína caseína, la proteína principal de queso, se descompone en compuestos similares a la morfina. Éstos van al cerebro y se adhieren a los mismos receptores a los que se adhiere la heroína.


No son tan fuertes como la morfina, pero son lo suficientemente fuertes como para hacer que vuelvas para consumir cada vez más queso. Y esto a pesar del hecho de que estás subiendo de peso y te sientes peor que nunca. 

(Parafraseada del Dr. Barnard)


¡Extra! ¡Extra! Últimas noticias:

¡No es necesario ni saludable comer productos animales para obtener proteínas!


Por la proteína les debemos dar un fuerte “¡gracias!” a las plantas.


Sólo las plantas tienen la capacidad de tomar nitrógeno del aire, separar esas moléculas e incorporarlas a los aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas.


Y no nos engañemos a nosotros mismos. Los carnívoros verdaderos tienen dientes y sistemas digestivos diseñados para el consumo de carne. Los humanos tenemos dientes y sistemas digestivos hechos a medida para frutas y verduras.


Algunos de los miembros más grandes y más fuertes del reino animal son frugívoros (piensa en gorilas) y herbívoros.


¿Alguna vez has visto un alce americano, elefante, rinoceronte o jirafa comiendo un gran trozo de carne?


Tampoco yo.


Cualquier proteína que obtienes de un animal es simplemente proteína vegetal reciclada. Deberías obtener tu proteína de las plantas porque tienen un efecto mucho más beneficioso sobre nuestra fisiología.


Nuestras necesidades de proteínas se satisfacen fácilmente siempre que nuestra dieta contenga muchas frutas y verduras, legumbres y una variedad de granos saludables como quinua, amaranto y alforfón. Comer de esta manera nos mantiene mucho más saludables que una dieta basada en animales.


La proteína vegetal está perfectamente empaquetada junto con una gran cantidad de fitonutrientes, antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra. Todos estos son componentes críticos para la salud óptima y la prevención de enfermedades.


La proteína animal, por otro lado, está envuelta en grasas saturadas poco saludables y colesterol dietético. Los productos animales también están desprovistos de fitonutrientes, antioxidantes y fibra, y son muy bajos, si no están totalmente exentos, de la mayoría de las vitaminas y minerales.


Pero no sólo tenemos las palabras de los buenos médicos. Hace 20 años, en 1998, Howard Lyman escribió y publicó Mad Cowboy: Plain Truth from the Cattle Rancher Who Won't Eat Meat (desgraciadamente no disponible en español).


Las palabras directas de Lyman acerca de lo que incluye ese sándwich de carne procesada o el bistec con que estás dando de comer a tus hijos te harán pensar seriamente dos o tres veces.


Me da asco pensar que solía consumir productos de animales.


Olvídate de, “¿Dónde está la carne?” Lo que quiero saber yo es:

¿Dónde está mi próximo batido de frutas y ensalada increíble?!


Lee más sobre frutas, verduras y legumbres.




Inicio          Veganismo          Hierbas           Ayunar          Contacto          Blog           English

¡No es demasiado tarde para Rejuvenecerte!

Vamos, ¡nunca es tarde para empezar a sentirte mejor que nunca!

¡Por favor, Rejuvenéceme!

Frutas y verduras son una gran parte del Cóctel Herbario

Todo que necesita el cuerpo humano

Mirar documentales que tratan de la salud es una buena manera de empezar a educarnos acerca de qué/cómo comemos, cómo hemos llegado a una situación de tan mala salud y cómo podemos encontrar una salida.


Un documental extremadamente importante se llama Forks Over Knives (Tenedores sobre cuchillos). Nos convienen mucho las sugerencias del documental. Demuestra la diferencia grande que se puede hacer en la calidad de nuestra salud al quitar de nuestra dieta la carne, productos lácteos y huevos, y reemplazarlos con una dieta de alimentos integrales de origen vegetal. 


Del sitio web del documental: “La trama mayor rastrea las jornadas personales del Dr. T. Colin Campbell, bioquímico nutricional de Cornell University, y el Dr. Caldwell Esselstyn, un ex-cirujano elitista en el mundialemente conocido Cleveland Clinic. Inspirados por los descubrimientos increíbles que habían hecho, estos hombres realizaron algunos estudios revolucionarios. Sus investigaciones separadas los guiaron a la misma conculsión sorprendente: enfermedades degenerativas como cardiopatía, diabetes tipo 2, y hasta varias formas de cáncer, casi siempre podrían estar prevenidas —y en muchos casos revertidas— al emplear una dieta de alimentos integrales de origen vegetal”.


What the Health es un DVD altamente recomendado. Aquí tienes la descripción en Amazon:


“‘What the Health’ es la película de seguimiento innovadora de los creadores del galardonado documental ‘Cowspiracy’. El documental sigue al intrépido cineasta Kip Andersen mientras descubre el secreto para prevenir e incluso revertir enfermedades crónicas, e investiga por qué las principales organizaciones de salud de la nación no quieren que lo sepamos. Con la enfermedad cardíaca y el cáncer como las principales causas de muerte en los Estados Unidos y la diabetes en su punto más alto de todos los tiempos, la película revela posiblemente el mayor encubrimiento de la salud de nuestro tiempo”.


La película expone la colusión y la corrupción en el gobierno y las grandes empresas que nos están costando billones de dólares en atención médica y muestra cómo la industria de la salud se beneficia de mantenernos enfermos en lugar de ayudarnos a recuperar nuestra buena salud.


Demasiadas personas piensan que las enfermedades cardíacas, el cáncer y la diabetes simplemente se heredan. Creen que inevitablemente terminarán sufriendo con la condición de “pasada” y se verán obligados a vivir una vida comprometida.


Aunque algunas personas son más susceptibles a desarrollar estas condiciones, no se dan cuenta de unas cosas más insidiosas que realmente han heredado y sobre los cuales tienen todo el control:

los malos hábitos alimenticios de sus padres y abuelos.


Las opciones de estilo de vida como la dieta y (la falta de) ejercicio son responsables de un gran porcentaje de muertes en este país. Las enfermedades que matan a millones de personas pueden prevenirse, o incluso revertirse con una dieta basada en alimentos integrales de origen vegetal.


Otro documental muy bueno e inspirador es Fat, Sick & Nearly Dead (Gordo, enfermo y casi muerto). Demuestra cómo un australiano, Joe Cross, quien pesaba 310 libras, tomaba múltiples medicamentos y se sentía como si comiera una hambuguesa más le daría un ataque al corazón.


Extremademente preocupado por su salud, Joe decide ponerse a dieta. Una dieta de sólo jugo de verduras, sin transición, en seco. 


Hacer tal cambio abrupto no es aconsejable, pero estaba desesperado. Y le salió buy bien. Se bajó 90 libras en 60 días, sin hacer ejercicios, al somenterse a tal ayuno de jugos de verduras. Nada de comida, sólo jugo de verduras. Se bajó del peso, que lo ayudó a sentirse mucho mejor y dejó de tomar los medicamentos.


Una excelente película documental que todos necesitan ver es Escape Fire.


Con el aporte del Dr. Andrew Weil y el Dr. Dean Ornish, Escape Fire hace un trabajo muy eficaz de entrelazar varias historias personales dramáticas con los esfuerzos de los líderes que luchan por transformar la atención médica en los niveles más altos de medicina, industria, el gobierno de los EE. UU. y hasta en el ejercito.


El Dr. Ornish escribió en 1995 —¡hace más de 20 años!— de la importancia de cambiar a una dieta basada en alimentos integrales de origen vegetal. Pero descubrió que a la industria de la salud le resultan muchos más importantes los cheques de reembolso que los pacientes sanos.


Un documental que demuestra la diferencia que podríamos hacer en cuanto a la salud de nuestro planeta al convertirnos al veganismo es la ya mencionada Cowspiracy. Es una vista solemnizador a cómo nuestro consumo desmesurado de productos provenientes de animales está perjudicando de manera muy seria no sólo la salud de la gente sino también la de nuestro planeta. 


¡No sólo somos veganos, somos humanitarios!


*****


Si quieres profundizarte más en el tema de la importancia de comer bien y saludablemente, hay muchos libros que enseñan cómo quitar de nuestras dietas:

  • carne
  • productos lácteos
  • huevos
  • azucar agregado
  • comida procesada

La falta de estas cosas en tu dieta va a ayudar a brindarte una transformación de salud muy positiva.


El libro, Super Immunity  (que está disponible en español bajo el título, Superinmunidad) de Joel Fuhrman M.D., describe en detalle la necesidad de cambiar a una dieta basada en alimentos integrales de origen vegetal. Él demuestra cómo hacer tal cambio puede ayudar a curar muchas enfermedades crónicas.


¡Éstas son condiciones/enfermedades que fueron llevadas a nosotros por decisiones de estilo de vida que están totalmente bajo el control de nosotros!

 
Entre otras cosas, ¿te gustaría sentirte seguro en no someterte a una vacuna contra la gripe? Enfortalece tu sistema inmunológica al consumir las verduras enumeraedas en este libro. Aquí tienes sólo algunas de estas verduras crucíferas: 

  • arúgula
  • bok choy
  • brócoli
  • repollitas de Bruselas
  • repollo
  • coliflor
  • berza

Y hay muchas más. Comer éstas va a fortalecer tu sistema inmunológico y mejorar enormamente tu protección contra la gripe. Y si la gripe visita tu cuerpo, los síntomas serán muy ligeros y breves, sin la necesidad de vacunarte.


Las maravillosas verduras de la Madre Naturaleza son más que crucíferas en la naturaleza, también. Existen varias variedades y se pueden clasificar en grupos biológicos o “familias”, que incluyen:

  • verduras de hoja verde - lechuga, espinaca y betabel
  • cucurbitáceas - calabaza, pepino y calabacín
  • raíz - papa, camote y ñame
  • tallo vegetal comestible - apio y espárragos.
  • allium - cebolla, ajo y chalote

Las frutas que nos dan buena salud generalmente se comen crudas, aunque algunas variedades se pueden cocinar. También vienen en una amplia variedad de colores, formas y sabores. Los tipos comunes de frutas que están fácilmente disponibles incluyen:

  • manzanas y peras
  • cítricos - naranjas, pomelos, mandarinas y limas
  • fruta de hueso - nectarinas, albaricoques, melocotones y ciruelas
  • tropicales y exóticos - plátanos y mangos.
  • bayas - fresas, frambuesas, arándanos, kiwi y maracuyá
  • melones - sandías, melones y melones ligeros
  • tomates y aguacates

El Dr. Michael Greger, autor del libro excelente Comer para no morir, tiene un sitio web (sin ánimo de lucro, lo que significa que no hay anuncios corporativos) con muchos videos educativos breves sobre la importancia para nuestra salud de cambiar a una dieta de alimentos integrales de origen vegetal.


El Dr. Greger ayuda a aclarar que el enfoque de tecnología más baja —como la dieta y el estilo de vida— sin lugar a dudas puede revertir la enfermedad cardíaca, que es nuestra principal causa de muerte.


Escribe en su libro sobre cómo su abuela se había sometido a la cirugía a corazón abierto tantas veces que no había más opciones. Sus médicos básicamente la enviaron a su casa para morir a la edad de 65 años.


De alguna manera ella hizo la jornada al centro de salud del Dr. Nathan Pritikin en California, se puso en una dieta basada en plantas y en tres semanas no sólo era capaz de dejar atrás su silla de ruedas, ¡sino que caminaba 10 millas por día!


Dado las condiciones propicias — i.e., alimentado alimentos integrales de origen vegetal — ¡el cuerpo sana a sí mismo! 


La abuela del Dr. Greger vivió sana como una manzana hasta la edad de 96 años y era la inspiración para que él fuera a la escuela de medicina. Es nada más un ejemplo de muchos de cómo drogas, drogas y más drogas, y cirugía tras cirugía no son la solución.


¡Una dieta de alimentos integrales de origen vegetal es la solución!


Y no olvidemos las legumbres. Las legumbres son algunos de los alimentos más subestimados del planeta.


Estos miembros muy importantes del Cóctel Herbario son excelentes fuentes de fibra dietética, proteínas, vitaminas B y muchas otras vitaminas y minerales importantes.


Existe buena evidencia de que pueden ayudar a reducir el azúcar en la sangre, mejorar los niveles de colesterol y ayudar a mantener un intestino saludable.


Como se mencionó, los frijoles y las legumbres son una gran fuente de proteína vegana, que es muy respetuosa con el medioambiente en comparación con la fea huella ambiental dejada por la industria cárnica.


Agrega legumbres a las sopas y ensaladas o simplemente cómelas solas para gozar de un delicioso y nutritivo bocadillo vegetariano.


Aquí hay nueve miembros de la familia Legumbre que deberían formar parte de tu sistema alimentario:

  • frijoles negros
  • garbanzos
  • frijoles
  • lentejas
  • frijoles blancos
  • chícharos
  • cacahuates
  • frijoles pintos
  • soya

Un buen libro para ayudar a descubrir más sobre las legumbres es: Las mejores recetas veganas: Legumbres.


Cerrando la sección sobre libros, Gary Taubes ha publicdo dos libros excelentes que te van a inspirar. Te ayudarán a dejar atrás el tren de aumentar el peso y regresar a vivir saludablemente.


Te los recomiendo con gusto — Why We Get Fat and What to Do About It, (disponible en español bajo el título, Cómo engordamos y qué hacer al respecto) y The Case Against Sugar. Éste no está disponible en español. Espero que pronto lo sea.


Recuerda la sabiduría de Hippocrates — “Deja que tu comida sea tu medicina”. 


¡Que no seamos SAD! ¡Que seamos felices porque las industrias alimenticias y agrarias no nos vayan a volver a engañar!


Hay muchos atletas de primera categoría —incluso algunos fisioculturistas— que no se dejan estar engañados por la propaganda y han decidido convertirse en veganos.


Revisa este sitio. Una atleta vegana de primera clase que por alguna razón no apareció en la lista del sitio anterior es Venus Williams


Visita mi Blog del Cóctel Herbario a menudo para más información sobre cómo mantenerte saludable, rico y sabio — porque nuestra buena salud es lo que nos enriquece.




Inicio      Hierbas      Cócteles      Elogios      Comprar      Ayunar      Contacto      English

¡No es demasiado tarde para Rejuvenecerte!

Vamos, ¡nunca es tarde para empezar a sentirte mejor que nunca! 

¡Por favor, Rejuvenéceme!

¡Qué viva el veganismo! ¡Somos VEGANOS y orgullosos!